LA CIENCIA DE LA SEDUCCIÓN

Despertar el deseo del sexo opuesto es uno de los principales impulsos de nuestra naturaleza. Por eso dedicamos tantas horas al mes a elegir la ropa que llevamos, a modificar la apariencia de nuestra piel, de nuestra fisionomía o, incluso, a las decisiones que tomamos. Pero, ¿sabías que atraer al sexo opuesto puede ser una mera cuestión de olfato?

El término feromona deriva de los vocablos griegos pherein (transportar) y hormon (excitar), los cuales en conjunto significan “transportadores de la excitación”.

Desde la perspectiva científica las feromonas son consideradas ecto-hormonas o mensajeros químicos que se secretan hacia el medio ambiente y que poseen la capacidad de influenciar, a través de la percepción olfativa, el comportamiento de múltiples seres vivos, entre ellos el ser humano.

En 1986 la doctora Winnifred Cutler, presidenta del Instituto Athena en Pennsylvania y un grupo de científicos especialistas en comportamiento humano, explican en sus estudios, que los seres humanos producen feromonas. Sus investigaciones afirman que las feromonas humanas pueden comunicar el estado de ánimo o salud; y por supuesto, son un medio para indicar la disponibilidad o compatibilidad sexual.

Sus estudios concluyen que los productos químicos emanados por los cuerpos de los hombres -una mezcla de sudor, hormonas y el olor natural de la piel -pueden causar a sus parejas, del sexo femenino, ser más fértiles, tener ciclos menstruales más regulares y una menopausia suave. De igual manera, la doctora Cutler percibió que las mujeres en contacto con la esencia “femenina” de otra mujer, por ejemplo, al vivir juntas, menstrúan al mismo tiempo, después de transcurridos algunos meses.

Esta científica fue la primera persona en sintetizar las feromonas en laboratorio y embotellarlas para su venta como perfume, prometiendo un 70 por ciento de éxito. Las bautizó “Athena Pheromone 10X”, para hombres, y “Athena Pheromone 10:13”, para mujeres.

¿Cómo funcionan?

Las feromonas en perfume se usan como una fragancia normal, aplicadas en el cuello y en las muñecas hacen que tengas un olor determinado. Los olores naturales de las feromonas son captados por el órgano vomeronasal  (VNO) u órgano de Jacobson, que transforman los olores en emociones y deseos.

En un estudio realizado por la National Center for Biotechnology, hubo un aumento significativo en los comportamientos sociosexuales de las personas participantes, al agregar feromonas sintéticas a las lociones o perfumes usados cotidianamente. También explica que las personas seleccionan inconscientemente aquellos olores naturales o perfumes sintéticos que enriquecen a su propio aroma, esto se relaciona con su código genético.

Al tratarse de un compuesto químico generado de forma natural por las glándulas sudoríparas, las feromonas son totalmente seguras. Los perfumes con feromonas son idénticos a cualquier fragancia que puedas encontrar en el mercado, salvo que se le añade el componente instintivo primario para favorecer las relaciones.

 ¡Pon atención a los olores!

 

Fuente extraída de la Web: *https://www.muyinteresante.es/innovacion/articulo/innovacion-edarling-perfumes-a-base-de-feromonas-la-ciencia-de-la-seduccion

*https://www.salud180.com/salud-dia-dia/7-verdades-de-las-feromonas

Envío gratuito en compras de $800 pesos o más. Después de hecho su pedido un ejecutivo se comunicará con usted para programar los envíos. (El envío corre a cuenta del comprador en compras menores de $800). Descartar